San Sebastián

San Sebastián

El Peine del Viento, la playa de la Concha, el casco histórico… San Sebastián es una ciudad que no deja indiferente a nadie por su exquisita combinación de arte, cultura y ocio para todos los gustos. 

Majestuosa, elegante y polifacética; así es San Sebastián. A lo largo de su historia, Donostia ha sido el destino de veraneo de las monarquías de España y Francia, gracias a sus kilométricas playas y a sus aires parisinos. Hoy en día, los hoteles, casinos y teatros de la Belle Époque ensalzan la faceta más elegante de San Sebastián.

Además, cada mes de septiembre, la ciudad se viste de gala para acoger el Festival de Cine de San Sebastián, una cita indispensable para los amantes del séptimo arte. El resto del año, San Sebastián brilla con luz propia gracias a sus monumentos y atractivos turísticos.

Qué ver en San Sebastián

Playa de la concha

La imagen más fotografiada de San Sebastián es la bahía de la Concha, en pleno centro de la ciudad. Esta playa urbana de un kilómetro y medio de longitud está considerada una de las más bonitas de Europa.

Los montes Urgull e Igeldo marcan la frontera natural de la playa de la Concha, un lugar perfecto para pasear en cualquier época del año. La cercana isla de Santa Clara es una zona virgen perfecta para ir nadando desde la playa y disfrutar de un entorno natural único.

Peine del viento

Las esculturas de Eduardo Chillida conforman otra de las señas de identidad de San Sebastián. Esta obra de arte inaugurada en 1977 al final de la playa de Ondarreta consta de dos partes: las piezas de hierro aferradas a las rocas que resisten las embestidas del mar y las terrazas del suelo que dejan pasar el viento y el agua a partes iguales.

Basílica de Nuestra Señora del Coro

En pleno casco viejo de Donostia se encuentra la iglesia más antigua de la ciudad: la basílica de Nuestra Señora del Coro. Esta joya barroca está consagrada a la patrona de San Sebastián y alberga un museo con numerosas piezas de imaginería de gran valor.

Puente de María Cristina

Al igual que el Puente de Triana en Sevilla o el Puente de Carlos en Praga, el Puente de María Cristina es el más querido y visitado de San Sebastián. Atraviesa el río Urumea a su paso por el centro de la ciudad y lleva el escudo de Donostia en sus columnas laterales. En definitiva, el Puente de María Cristina es un monumento imprescindible que ver en San Sebastián. 

Monte Urgull

Si queréis obtener unas vistas de ensueño de la bahía de la Concha y del centro de San Sebastián, lo mejor es subir al monte Urgull y disfrutar de esta excelente panorámica. Este monte ha sido fiel testigo de la historia de San Sebastián y ha protegido a la ciudad de invasiones extranjeras. En la cima se erige el Castillo de la Mota, restos de las murallas y una escultura de Cristo.

Palacio Miramar

Frente a la bahía de la Concha se encuentra este majestuoso palacio de estilo inglés que ha servido ala monarquía española desde finales del siglo XIX. La entrada es gratuita y ofrece unas vistas espectaculares de la Concha.

Plaza de Gipuzkoa

Junto al Palacio de la Diputación de Gipuzkoa se encuentra la Plaza homónima, presidida por una escultura del pianista Usandizaga. Se trata de una zona ajardinada, muy cercana a la bahía de la Concha, perfecta para dar un paseo.  A muy pocos metros se encuentra el Ayuntamiento de San Sebastián, ubicado en el antiguo Casino de la ciudad.

Una visita imprescindible

San Sebastián es sin duda una de las ciudades más bonitas del norte de España. Su ubicación en la costa cantábrica y sus monumentos turísticos la convierten en una ciudad con muchas caras. Perderse por el casco histórico, degustar sus famosos pinchos o ir a la playa son solo algunas de las múltiples opciones que ofrece Donostia.

Si disfrutáis de varios días en Bilbao, ¡no dejéis de reservar un día para visitar San Sebastián!

Cómo llegar desde Bilbao

Existen varias formas de llegar a San Sebastián desde Bilbao:

  • En coche: si disponéis de vehículo particular o habéis alquilado un coche en Bilbao, podéis llegar a San Sebastián utilizando la autopista AP8. El trayecto dura una hora y cuarto y el peaje cuesta unos 14 (15,80 US$).
  • En transporte público: Podéis llegar a San Sebastián desde Bilbao en autobús (por unos 7 (7,90 US$)), en los autobuses desde el aeropuerto de Bilbao (por unos 15 (16,90 US$)) y en Euskotren por unos 6 (6,80 US$).
  • Excursión organizada: la mejor forma de viajar desde Bilbao a Donostia es reservar una excursión a San Sebastián de día completo por solo 70 (79 US$). Incluye traslados, la subida la monte Igueldo y guía en español.