Santuario de Loyola

Santuario de Loyola

A poco más de cincuenta kilómetros de Bilbao se encuentra la casa donde nació San Ignacio de Loyola en 1491, la basílica construida en su honor y el relicario más importante de España.

Centro de peregrinación

El Santuario de Loyola es una compleja construcción barroca edificada en torno a la que fue la casa de San Ignacio de Loyola a finales del siglo XV. Ubicado en pleno valle del río Urola, este recinto formado por la basílica y el museo se ha convertido en todo un centro de peregrinación para religiosos y amantes del arte.

La basílica

Sin duda, la parte más llamativa del Santuario de Loyola es la majestuosa basílica que sobresale por encima de todo el complejo monumental. Construida entre los siglos XVII y XVIII, este gran templo fue diseñada por el arquitecto italiano Carlo Fontana, discípulo de Bernini. Su objetivo era crear un Vaticano particular para honrar a San Ignacio. La basílica fue inaugurada en 1738.

Al entrar en la basílica llama la atención la planta circular y la imponente cúpula barroca de veinte metros de diámetro. ¡Es una auténtica maravilla arquitectónica!

Casa natal de San Ignacio

Junto a la basílica de Loyola, se encuentra la casa natal de San Ignacio. Apodada la Santa Casa, esta torre de cuatro plantas ha mantenido su esencia medieval, así como reliquias del santo de incalculable valor. Las habitaciones y los salones tienen una decoración bastante escueta, pero ajustada a los parámetros de la época.

En la última planta se encuentra la Capilla de la Conversión, donde San Ignacio tuvo una visión de la Virgen. Además, es posible visitar la habitación donde nació el santo en 1491.

Conectado con la casa natal se encuentra el Museo de Arte Sacro, una exposición que alberga auténticas obras de arte de imaginería.

Cómo llegar desde Bilbao

  • Coche de alquiler: si tenéis pensado llegar a Loyola en coche, tendréis que seguir la AP-8 hasta su bifurcación con la GI-2634, que os llevará hasta el santuario. Debéis tener en cuenta que la ruta incluye peaje.
  • Transporte público: no existe una ruta directa en transporte público que comunique Bilbao con el santuario. Para llegar a Loyola es necesario coger el Euskotren hasta Ardantza-Eibar, y luego tomar el autobús UK05 hasta Loyola (9 paradas).
  • Excursión organizada: la mejor forma de visitar el Santuario de Loyola es reservar una excursión a Loyola, Zarauz y San Sebastián desde Bilbao con guía en español. De esta forma, aprovecharéis para disfrutar de tres grandes atractivos de la costa vasca en un solo día por 75 (88,60 US$).